Estás en:
 

Hablan nuestros documentos

El chacachá del tren

 
                 
201902HND-portada
 
 
 

 
 
► Créditos                

 

 
          
¿A dónde se dirigían el tren y sus gentes, dónde acaba aquel perderse por la infinitud de la vía? Mi padre siempre respondía: "Va hacia Extremadura, hacia Cáceres".

                                                                                                                                                       Antonio Colinas

 

 
En 1852, los diputados por Cáceres D. Carlos Godínez de Paz y D. Antonio Concha solicitan a la Cortes españolas la construcción de una vía férrea que una Madrid con Lisboa y que en su recorrido haga escala en Cáceres. Esta petición se encontrará con la oposición de dos diputados pacenses que se obstinaban en que la línea debía ser Madrid-Badajoz-Lisboa.
 
En 1864 se descubrieron en Cáceres los yacimientos de fosfatos del Calerizo, de una pureza y cantidad que hicieron productiva su explotación desde el principio. Para llevar este mineral hasta los principales mercados europeos, se transportaba el mismo, en carros, hasta Mérida, donde tomaba el ferrocarril que les conducía al puesto de Lisboa. Transporte que resultaba difícil y costoso para que la explotación de las minas fuese rentable, por lo que la necesidad de una línea férrea que los trasladase directamente a Lisboa se hacía muy necesaria.
 
La adquisición de la explotación en 1876 por Segismundo Moret, que había sido ministro de varios ramos, cambian este panorama. Gracias a la influencia de Moret, que movió todos los hilos para que el ferrocarril pasara por la ciudad y así poder explotar las minas de forma más rentable, se consiguió este sueño.
 
Parece mentira que el 8 de octubre de 1881 se inaugurara en Cáceres la línea férrea Madrid - Lisboa y que dicho acontecimiento contara con la presencia de Alfonso XII y de Luis I de Portugal (el rey fue a recibir a su homólogo portugués a Valencia de Alcántara e hicieron juntos, desde allí, el trayecto en tren hasta Cáceres). Este hecho constituyó todo un festejo para la ciudad de Cáceres celebrándose incluso una espectacular corrida de toros de muerte (aunque se suspendió en el 4° toro debido a un impresionante aguacero), misa en Santa María o un almuerzo en el salón de plenos de la Diputación servido por Lhardy. Será en uno de estos almuerzos en los que el rey, en un brindis, otorgue a Cáceres, sin darse cuenta, el título de ciudad en lugar del de villa que poseía hasta la fecha.
 
En esta ocasión exhibimos una muestra de los antecedentes del ferrocarril en la provincia de Cáceres desde sus inicios en 1861 hasta 1881, fecha en la que se inauguró la línea férrea Madrid – Lisboa. Así mostramos una memoria de Vicente Maestre sobre el ferrocarril extremeño, los proyectos del tramo Talavera de la Reina – Cáceres, del arquitecto Eusebio Page, o los grabados que la revista "La Ilustra-ción Española" publicó con motivo de la inauguración, realizada en Cáceres por el rey Alfonso XII acompañado del rey de Portugal Luis I.

 

 

Excma. Diputación Provincial de Cáceres.

Información legal - Privacidad - Contacto - Accesibilidad