Estás en:
 

001-Centenario Alonso Zamora Vicente

 

“Alonso Zamora Vicente: el hombre que no cumplió los veinte años………….

 
Alonso Zamora nació en 1916 en la plaza de la Cebada del céntrico barrio madrileño de La Latina. Su padre era un militar que había participado en la guerra de Filipinas, y después de la contienda, obtuvo un cargo en el archivo del ejército. Su madre, que al igual que el padre, procedía de tierras manchegas, murió de cáncer cuando él tenía seis años. Era el menor de cinco hermanos de una familia que pertenecía a la burguesía media de principios de siglo, y sus valores se construían a partir del respeto hacia las creencias católicas y a las férreas costumbres sociales de la época. La muerte temprana de su madre y la notable diferencia de edad con sus hermanos, provocaron que Alonso Zamora se sintiera un poco desplazado en la familia, según nos cuenta en sus libros Primeras Hojas y Examen de ingreso. Sus primeros estudios los hizo en el Colegio Español-Francés, en la calle de Toledo, al lado de la Plaza Mayor. Después pasó al instituto de San Isidro, en la misma calle de Toledo...
 

Recuerdos filológicos y literarios. Alonso Zamora Vicente. Introducción y selección de artículos Mario Pedrazuela Fuentes. Pag. 11. Cáceres: Universidad de Extremadura, Servicio de Publicaciones, 2010.
AZV-joven

 

 

En el huerto

Vuelvo a ver la mañana de sol, Vistillas abajo, camino de la estación de Goya. Vamos a pasar el día, o varios dias, al campo, en el huerto de papá. […] Humo del trenecillo, lavanderas en el río, polvo, solares, huertas pobretonas, un vago sabor a sueño mutilado, ruidos de vagonetas, de carretillas, sol, ese trajín de una estación pequeña en día de fiesta. […]

El viaje es corto. Cuando llegamos, desde la estación se ven ya las copas de las acacias, el tejado de la casa, siempre hay algún desperfecto en la tapia o han entrado a robar. Mi padre lo observa todo, lo mira todo, ojeada íntegra desde la entrada, y reconoce casi el paso de una brisa, de un insecto. Nos agrupamos todos para abrir la puerta, oír ese chirriar donde se guardan la noche y la lluvia, empujar la media hoja sobre las hierbecillas renovadas, y entrar. Se hace un silencio en la memoria al abrir la puertecilla, tiembla el número 26 pintado de verde en la cima, y un bando de pájaros sale, susto rápido, de los árboles. […]

Y hay un perfume agolpado, encendido, de día bueno, inmóvil tranquilidad absoluta, toda rosal y cielo solos, mientras mi padre arregla la rama maltrecha. Las celindas, junto a la ventana, se vuelcan, una blanda lluvia blanca, silencio purísimo de sus hojas sueltas y cayendo, quita esas hierbecillas de ahí abajo, es grama, habrá que rozar este cuadro. Cómo crece el jazmín de la esquina, un jazminero blanco, lo trajeron de Extremadura, no creíamos que fuera a prender en este frío, y qué hermoso está, y todos miramos el jazmín buscando algo extraño, milagro inesperado, algo que no es planta ni flor, sino jazmín, tesoro prohibido…………..
 

En Primeras Hojas. Alonzo Zamora Vicente. Ínsula. Madrid, 1955. Pag. 61 y ss.

 


AZV-juegos de calle

AZV-parque
Cela, Camilo José (1916-2002)
Fotografías al minuto / Camilo José Cela ; Fotografías de Enrique Palazuelo.-- Madrid : Sala, [D.L.1972]
289 p. : il., fot. ; 18 cm.
Biblioteca de la Revista Índice.
D.L. M.26478-1972
Madrid--- Usos y costumbres--- Fotografías.
Palazuelo, Enrique.
* AB BI 01448

 

Excma. Diputación Provincial de Cáceres.

Información legal - Privacidad - Contacto